Cinque Terre comprende cinco pequeñas ciudades (de ahí el nombre, que se traduce como “Cinco Tierras”): Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, ubicadas en la parte este de la región de Liguria, justo por encima de La Toscana. Es una de las zonas naturales más hermosa del mediterráneo. En el año 1997 ésta zona fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco .

Situado dentro de un parque nacional, se caracteriza por tierras agrícolas en terrazas y pueblos coloridos que parecen surgir del mar Mediterráneo. El área alberga a unos 4.000 habitantes, pero atrae a 2,4 millones de turistas por año, muchos de los cuales llegan en cruceros a uno de los dos puertos cercanos. La atracción principal es el paisaje hermoso pero accidentado.

Si bien Cinque Terre es una popular excursión de un día desde Florencia , las encantadoras ciudades y las rutas de senderismo que los unen merecen una visita más larga y lenta, por lo que lo ideal es quedarse por tres noches para absorber completamente lo que este territorio tiene para ofrecer. 

Monterosso

Es el más grande de los cinco pueblos y el mejor adaptado al turismo. Es el primero para visitar empezando por el norte. Un pueblo sencillo y pequeño que se puede recorrer tranquilamente a pie.

Qué hacer:

Disfrutar de las callejuelas del casco antiguo y degustar un delicioso vino dulce de la zona, el “Sciacchetrá”.

Visitar la Iglesia de Juan Bautista o los Oratorios de las Fraternidades de los blancos y los negros, hermosas capillas del siglo XIV.

Ir a la Torre Aurora, que se encuentra en la loma que divide la parte moderna de la ciudad de la antigua y desde donde tendremos unas bellísimas vistas.

Acercarnos a la imponente estatua del Dios Neptuno, ubicada en la parte moderna de Monterroso.

Monterosso al Mare
neptuno cinque terre
Monterosso Beach

Vernazza

Es el segundo pueblo, siguiendo la ruta de norte a sur. Es el que más conserva su aire de ciudad marinera. Posee un ambiente relajante y muy colorido. Se recomienda ver sus atardeceres.

Qué hacer:

Disfrutar de un helado o un café en la plaza principal del pueblo, que se encuentra junto al mar, donde también podemos visitar la Iglesia de Santa Margarita, construida en 1318 y de estilo Gótico-ligure.

Visitar el Castillo de los Doria y el Belforte, desde donde podremos observar toda la ciudadela y si lo hacemos al atardecer, disfrutar de una increíble puesta de sol desde lo alto de la torre.

Ir al Santuario de Nuestra Señora de Reggio, ubicado a las afuera de Vernazza, en un sendero rodeado de naturaleza pura. Se encuentra a 310 metros de altura y fue construido en el siglo IX.

Vernazza Vernazza-2152.jpg

Corniglia

Es el tercer pueblo de las Cinque Terre, siguiendo la misma ruta, y el más pequeño de todos. A diferencia de los otros pueblos, Corniglia no tiene acceso directo al mar, se encuentra en lo alto de un promontorio de 100 metros de altura, por lo que llegar es un poco más dificultoso, ya que la estación de trenes se encuentra casi a nivel del mar. Tenemos la opción de subir los 377 escalones de la Lardarina o bien subir en bus por 1,50€. Si subimos en bus, es recomendable bajar por las escaleras para no perdernos la panorámica que se obtiene desde ellas y así poder disfrutar de unas exquisitas vistas.

Corniglia at Night

Manarola

Es el cuarto pueblo de nuestra ruta, y encontraremos belleza por doquier. Su arquitectura y sus coloridas casas le dan un encanto muy particular.

La calle principal del pueblo es la Via di Mezzo, dónde encontraremos variedad de restaurantes y bares donde no podemos dejar de probar la típica Focaccia ligure, como también negocios artesanales y de artistas locales que muestran sus hermosas obras.

En Manarola nos vamos a encontrar con una piscina de piedra natural que nos invitará a darnos un baño y disfrutar de sus cristalinas aguas.

Manarola, The Colorful Dream The day ends [Explored November 22th 2016]

Riomaggiore

Nuestro último pueblo de las Cinque Terre, el más pintoresco de todos. Sus coloridas casas se extienden desde lo alto de la montaña hasta la orilla del mar, acabando en el malecón desde donde divisamos todo el pueblo.

Qué hacer:

Visitar el Castellazzo di Cerricó, una fortificación del siglo XIII ubicada en los más alto del pueblo.

Visitar la Iglesia de San Juan Bautista, también ubicada en lo alto del pueblo, y disfrutar tanto del edificio como del entorno.

Riomaggiore at Sunrise Riomaggiore Marina

Algunas fotos más:

cinque terre
cinque terre
cinque terre mar
pueblo
puerto cinque terre
casas cinque terre