El monte Fuji, o Fuji-san en japonés, es el pico más alto de la cadena volcánica de Fuji en el centro de Japón. Es la montaña más alta y hermosa del país. El monte Fuji es el símbolo y emblema de Japón, a menudo está cubierto de nieve, y en un día despejado puede verse desde lugares tan lejanos como Tokio, a unos 100 kilómetros al este. Forma parte del Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu y atrae a más de un millón de turistas cada año, a la montaña y las ciudades circundantes.

monte fuji

Casi perfectamente redonda, su forma simétrica se ha celebrado durante mucho tiempo en la poesía y la pintura, especialmente en los versos del siglo VIII de Yamabe Akahito y la serie de xilografías, Vistas de Fuji, de Hokusai a principios del siglo XIX.  

Cientos de miles de escaladores intentan subir al monte Fuji entre julio y agosto. Muchos de ellos escalan la montaña como un acto casi religioso, cuya culminación es la observación del amanecer en la cima. Escalar la montaña es ahora una experiencia gratificante y relativamente fácil, dadas las numerosas instalaciones establecidas para alimentar y acomodar escaladores. Cerca de la montaña hay muchas atracciones culturales y actividades divertidas que ofrecen otras razones para visitar el monte Fuji, además de llegar a la cima.

Es una de las Tres Montañas Sagradas de Japón. El Monte Fuji fue declarado como patrimonio mundial de la Unesco en el 2013.

monte fuji
lago shoji

Datos del Monte Fuji

El Monte Fuji es un estratovolcán con una compleja historia geológica que abarca muchos milenios y una apariencia perfectamente circular. Su base tiene un diámetro de entre 40 y 50 kilómetros. Su cumbre tiene 3.776 metros de altura y está cubierta de nieve durante varios meses del año. El Monte Fuji ha tenido una historia activa como un volcán en erupción, con la última erupción registrada en 1707. Durante esa erupción, conocida como la erupción Hoei, la ciudad de Edo (hoy en día Tokio) quedó cubierta con una gruesa capa de cenizas. Al mismo tiempo, se formó el actual cráter lateral de Hoeizan. Afortunadamente, el volcán ha permanecido inactivo desde entonces, aunque hay quienes especulan que es posible otra erupción en el futuro.

Escalando el monte Fuji

Con más de 300,000 visitantes llegando cada julio y agosto para hacer el ascenso de aproximadamente ocho horas, las multitudes que suben al Monte Fuji a veces pueden parecer un poco desalentadoras (del mismo modo, las carreteras que conducen al Monte Fuji a veces están bloqueadas). La razón por la cual la mayoría de los visitantes japoneses hacen la peregrinación es porque se considera un importante rito de iniciación que debe abordarse al menos una vez en la vida. Ha sido una tradición que supuestamente se remonta al siglo VII, cuando los primeros monjes comenzaron a escalar la montaña.

cerezos en flor

Rutas

Hay cuatro rutas hasta el Monte Fuji, cada una dividida en 10 etapas o “gome” de diferentes longitudes, siendo la más popular el sendero Yoshida. Las carreteras pavimentadas llegan hasta las estaciones 5. Entre las estaciones 7 y 8 del sendero Yoshida, numerosas cabañas de montaña ofrecen instalaciones con comida, bebida y alojamiento durante la noche. Si bien las cabañas siempre están abiertas durante julio y agosto, asegúrate de verificar con anticipación las ubicaciones abiertas durante los meses más fríos del año.

La mayoría de los escaladores comienzan su ascenso temprano en la tarde desde la 5ta estación para llegar a las estaciones 7 u 8 antes del anochecer, pasando la noche en una cabaña antes de subir a la cumbre final a la mañana siguiente. Una vez aquí, los escaladores descansan y caminan alrededor del Cráter de la Cumbre (el Naiin o “santuario”) antes de comenzar su descenso alrededor del mediodía, regresando a la base al final de la tarde.

Mount Fuji trekking

Una variante cada vez más popular es hacer el ascenso de una vez, comenzando después de las 4 p.m. y llegando a la cima al amanecer. Esta última opción también ofrece excelentes vistas desde la cumbre antes de que las nubes comiencen a obstruir la vista hacia el valle, generalmente después de las 9 a.m. Garantiza la posibilidad de vislumbrar el famoso amanecer del Monte Fuji (goraikō). Los escaladores que pretenden llegar a la cima en un día deben poder reconocer los síntomas del mal de altura y cambiar los planes en consecuencia, si es necesario.

Otra opción popular es tomar uno de los autobuses frecuentes que van desde el pie del monte Fuji hasta la quinta estación, o conducir y estacionar aquí. Desde aquí continuar la subida, reduciendo gran parte del trabajo duro necesario para hacer el ascenso y permitiendo el regreso. Alternativamente, los escaladores y excursionistas experimentados pueden llegar en las estaciones más tranquilas, finales de primavera y principios de otoño para hacer su ascenso. Aunque los peligros adicionales de la nieve y las temperaturas de congelación hacen que esto no sea lo más recomendado. 

Aquellos que buscan evitar las multitudes pero aún caminar en condiciones más seguras, deben aspirar a un día laborable dentro de las primeras semanas de julio. El comienzo y el final de la temporada oficial de escalada se celebran el 1 de julio y el 31 de agosto con ceremonias solemnes.

On the Way to the Top of Mount Fuji

Los senderos del monte Fuji

La cumbre del Monte Fuji es accesible por cuatro senderos que conducen desde las diferentes estaciones. El sendero Yoshida, Subashiri, Gotemba y Fujinomiya. De las rutas de las estaciones 5, el sendero Yoshida y Fujinomiya son los más populares debido a sus numerosas cabañas y estacionamientos más grandes, y a su popularidad entre los muchos operadores turísticos cuyos autobuses paran aquí. Si bien la mayoría de los visitantes se refieren a “escalar la montaña”, las pendientes son lo suficientemente suaves como para que incluso los lugares más empinados puedan manejarse sin equipo de escalada. Los senderos son anchos y seguros y pueden manejar fácilmente la gran cantidad de escaladores, incluso en puntos de estrangulamiento como la cumbre.

Una alternativa a subir a la cumbre es tomar el sendero Ochudo-meguri. Es el camino conocido como el “límite entre el cielo y la tierra”, que rodea la montaña entre las estaciones 5 y 6 en la marca de 2.500 metros. El circuito completo cubre una distancia de casi 20 kilómetros y dura entre ocho y diez horas. Los tramos más difíciles son Hoeizan, en el lado este, y el desfiladero de Osawa, el desfiladero más grande del monte Fuji, en el lado oeste.

El cráter de la cumbre

El sendero del borde del cráter alrededor de la cumbre del Monte Fuji, Ohachi-meguri, abarca sus ocho picos, incluido el Pico Kengamine, el punto más alto de Japón. Más fácil que la empinada ruta directa a lo largo de la cresta. Por este sendero tenemos el beneficio de pasar el Santuario Fujisan Sengen y el Manantial Gimmeisui. Al pie del pico Hakusan, en el lado norte del cráter, se levanta el manantial Kimmeisui, el “agua dorada”. Bien vale la pena el esfuerzo, la subida al cráter ofrece impresionantes vistas de casi todo el Japón continental. 

Fujiyoshida

Debido a la creciente popularidad entre los escaladores “casuales” que simplemente quieren decir que han “hecho Monte Fuji”, una serie de santuarios, cabañas y salones de té antiguos a lo largo de las rutas más bajas se están volviendo cada vez más populares. Estas rutas, como el antiguo sendero de Murayama en las estribaciones del sur, a menudo son ignoradas por quienes se dirigen a la cumbre. Desde estos puntos de vista diferentes, obtendrás una mejor perspectiva de la larga historia cultural del Monte Fuji. También disfrutarás de excelentes vistas de la montaña desde las laderas más bajas.

La ciudad de Fujiyoshida sirve como otro buen lugar desde el cual explorar las regiones bajas del Monte Fuji. Además de sus vistas de la montaña, ofrece una serie de interesantes atracciones turísticas. Los puntos destacados incluyen Kitaguchi Hongū Fuji Sengen Jinja, un santuario sintoísta importante con una historia de casi dos milenios de servir como punto de partida para peregrinaciones por el Monte Fuji. Ahora también alberga un museo que trata sobre la vida de los lugareños que viven a la sombra del volcán. Fujiyoshida es donde encontrarás Oshino Hakkai, un pequeño pueblo con vistas dignas de una postal del Monte Fuji rodeado de tranquilos estanques y paisajes.

Fujiyoshida

Los cinco lagos de Fuji

En el flanco norte del Monte Fuji se encuentra la región de los Cinco Lagos de Fuji. Un área de excepcional belleza natural que también ofrece excelentes vistas de la montaña. Los cinco lagos Shoji, Kawaguchi, Saiko, Yamanako y Motosuko, valen la pena y ofrecen una serie de actividades divertidas. Desde pesca hasta kayak o un agradable viaje a bordo de un crucero con temática pirata. Otro atractivo notable en la región de los Cinco Lagos es The Healing Village, un pueblo tradicional japonés que muestra la vida de los lugareños en los últimos siglos.

Mt.Fuji

Lago ashi

Para un entorno acuático impresionante con excelentes vistas del monte Fuji, el lago Ashi, es una popular excursión de un día desde Tokio. Está ubicado a unos 50 kilómetros al sureste de la cumbre. Se dice que es uno de los cuerpos de agua más bellos del mundo. Bordeando todos los lados de este lago de ocho kilómetros hay montañas y exuberantes paisajes boscosos. Las actividades populares en el lago Ashi incluyen paseos panorámicos en bote, alojarse en resorts cercanos y simplemente disfrutar de las vistas al agua. La forma más conveniente de llegar a la orilla del lago Ashi es el teleférico Hakone, un paseo en góndola que ofrece vistas elevadas. 

Waiting for night - Mt Fuji across Lake Ashi, from Moto Hakone - Japan

Bosque de Aokigahara

También conocido como el Mar de los árboles, el bosque de Aokigahara se encuentra en la ladera norte del monte Fuji. Este denso bosque de raíces, musgos y árboles reductores de luz es una atracción notable en el área. Alberga cuevas explorables y otras oportunidades de senderismo. Una de las atracciones turísticas más populares dentro del bosque y la región circundante de los Cinco Lagos es Ice Cave. Es una cueva circular con formaciones de hielo en constante cambio. La Cueva del viento, en el lado opuesto del bosque, ofrece un recorrido subterráneo fácil de 15 minutos con información interpretativa. Ambas cuevas tienen sus propios centros de visitantes ubicados cerca de sus entradas. Aquí se pueden encontrar recuerdos, varios puestos de comida e incluso algunos helados en los calurosos días de verano.

lago japón
monte fuji desde el aire
monte fuji
lago monte fuji
climbing
monte japón
fuji
fuji
Monte