Esta pequeña y maravillosa ciudad está situada al noroeste de Bélgica, a tan sólo 90 km de Bruselas. Brujas cuenta con 117.000 habitantes, pero recibe cada año más de 3 millones de turistas, siendo la ciudad belga más visitada. Si se propone diseñar una ciudad medieval de cuento de hadas, sería difícil mejorar el centro de Brujas, una de las ciudades mejor conservadas de Europa. Pintorescas calles empedradas y canales de ensueño unen plazas de mercado fotogénicas bordeadas de torres elevadas e iglesias históricas.

Brujas fué una de las ciudades más importantes de Europa hasta el siglo XV. Su red de canales, por lo que es comparada con Venecia, hizo que fuera un punto de gran influencia comercial en el norte de Europa en aquella época.

Brujas la venecia del norte

Quienes han recorrido sus empedradas calles dicen que fue como haber estado en un cuento de hadas, un lugar mágico y romántico.

Cabe destacar que en el idioma flamenco/neerlandés “Brug” significa “puente”. Por eso su nombre en francés “Bruges” hace alusión a la cantidad de puentes que allí hay.

Brujas

El casco histórico de Brujas fue declarado Patrimonio de la humanidad en el año 2000, que, aunque en gran parte ha sido reconstruido, mantiene intactas sus estructuras medievales.

casco histórico brujas

El Grote Markt o Plaza Mayor, es el corazón de la ciudad. Allí podremos disfrutar de bellísimas fachadas medievales, como la del Palacio Provincial. También de la torre del Belfort (campanario) de 83 metros de altura que es el lugar desde donde se obtienen las mejores vistas de la ciudad. Esta plaza cuenta con una continua actividad: carruajes para turistas, bicicletas, mercadillos, restaurantes….

plaza mayor

Muy cerca de la anterior, se encuentra la segunda plaza más importante de brujas, la plaza Burg. Ahí nos encontramos, entre otros, con el ayuntamiento de estilo gótico, la basílica de la Santa Sangre y el palacio de justicia.

plaza brug

Brujas tiene muchísimos rincones para descubrir. La mejor forma de hacerlo es a pie, recorrer sus calles y dejarse envolver por su historia y encanto, pasear por sus canales, incluso se pueden hacer paseos en barco, cruzar sus puentes, verla tanto de día como de noche, que cambia mucho la luz. Hacer fotos increíbles y guardar un recuerdo hermoso de éste particular viaje al pasado.

Qué visitar en Brujas:

El campanario

Una deslumbrante y maravillosa vista de toda la ciudad de Brujas y sus alrededores; eso es lo que nos encontramos después de una subida de 366 escalones hasta la cima del campanario. Este edificio de 83 metros de altura data del siglo XIII. También es un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Originalmente construida como parte de los ayuntamientos medievales, la torre ahora alberga el antiguo tesoro, el carillón y sus 47 impresionantes campanas.

Belfort

Festival de esculturas de hielo

Brujas es hermosa en invierno. Las casas están cubiertas de nieve, los pequeños canales están congelados y los pequeños callejones están llenos de linternas viejas. El Festival anual de esculturas de hielo se suma a esa sensación de hadas. Una enorme exposición de esculturas de hielo asombrosamente hechas, bañadas en una suave luz azulada y rosada. Es un paraíso para los niños, que deambulan con los ojos abiertos, maravillados por la fantasía y la magia que irradian las esculturas translúcidas. 

Disney ice sculptures Things to do in Bruges #3

La Virgen Con Niño, De Miguel Ángel

La única escultura del famoso artista Miguel Ángel que abandonó Italia durante su vida. La Virgen con el Niño se puede admirar en la Iglesia de Nuestra Señora en Brujas. Fue tallado por Miguel Ángel alrededor de 1503 y comprado por un comerciante de Brujas que luego lo donó a la iglesia. La escultura de mármol no es más que un pequeño objeto en la iglesia gigante, y sin embargo atrae inmediatamente toda la atención. Fue eliminado por los ocupantes franceses en 1794 y luego por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, pero milagrosamente siempre logró ser devuelto. Este es sin duda un lugar casi sagrado para los devotos de Miguel Ángel.

Tour en barco por el canal

Muy turístico, tal vez, pero una de las mejores formas de ver Brujas es desde el agua. Como es la Venecia del Norte, sería casi imposible visitar Brujas sin subirse a un bote y recorrer la extensa red de canales. Sauces, pequeños jardines exuberantes justo encima de la línea de flotación y viejos puentes que cruzan el agua da a los visitantes la impresión de estar en un cuento de hadas. Pasear por los canales proporciona una vista completamente diferente del centro histórico de la ciudad, acercando a los visitantes a algunos de los sitios más increíbles. Si estás buscando una cita romántica, sin lugar a dudas es ésta.

Rio en brujas

Museo Groeninge

Si estás atrapado en Brujas en un día lluvioso, no debes asustarte. La ciudad alberga numerosos museos increíbles , y uno de los mejores es el Museo Groeninge. Exhibiendo una colección gigante de primitivas flamencas de pintores mundialmente famosos como Jan van Eyck y Hans Memling, este museo es el orgullo de Flandes. Maravíllate con los colores vívidos, las expresiones faciales detalladas de las figuras pintadas y la historia de las pinturas.

Groeninge Museum, Bruges

Molino de viento

Cuatro antiguos molinos de viento de aspecto romántico. Se encuentran junto al antiguo foso y las puertas de la ciudad medieval, en la muralla original de Brujas, ahora cubierta de exuberante hierba verde. Por aquí hay lugares perfectos para un picnic veraniego. El Sint Janshuysmill fue construido en la década de 1770 y todavía tritura granos, y dos de los molinos tienen pequeños museos en su interior. Un paseo tranquilo, con vistas al centro histórico de la ciudad por un lado y el gran canal con casas flotantes por el otro.

mill

Museo-Galería Xpo: Salvador Dalí

No te olvides de visitar esta exposición permanente en Salvador Dalí. Ubicada en el edificio más prestigioso de la ciudad, el Campanario, esta exposición es una experiencia que no encontrará fácilmente en otros museos. Un espectáculo audiovisual con una decoración sensacional y dramática. Representa no solo el trabajo de Dalí sino también el carácter y la visión de su vida. Una fantástica colección de obras gráficas, esculturas, acuarelas y dibujos están allí. Una experiencia inolvidable.

Basílica de la santa sangre

La basílica de la Santa Sangre en Brujas alberga nada menos que una reliquia de Cristo: su sangre, recogida por José de Arimatea y traída a Bélgica desde Tierra Santa. Suena profundamente religioso, y los visitantes cristianos se sentirán así. Sin embargo, también vale la pena visitar la basílica, independientemente de su fe, ya que es impresionante por su simplicidad, sus decoraciones magistrales y su valor histórico. Se compone de dos capillas; el del nivel inferior es austero con muy poca decoración. Mientras tanto, el nivel superior gótico está lleno de color y detalles. Todos los días a horas fijas, la tela con la sangre sagrada de Cristo es venerada y los visitantes pueden hacer cola para tocarla o besarla, y sentirse completamente bendecidos.

Basilica of the Holy Blood

Bruges
puente
brujas
brujas
brujas
brujas