Si bien el Castillo de Neuschwanstein (que literalmente significa “palacio de piedra del nuevo cisne”) parece sacado de un cuento de hadas, es precisamente al revés, el mismísimo Walt Disney lo usó de inspiración para crear su castillo de la Bella Durmiente.

Germany

Esta maravillosa construcción se encuentra en el estado federal de Bavaria, cerca de Füssen, Alemania. Está ubicada sobre el desfiladero de Pöllat en los Alpes Bávaros y se alza sobre el castillo de Hohenschwangau y los lagos Alpsee y Schwan.

Ideado como un mundo imaginario y paralelo donde poder refugiarse, el rey Luis II de Baviera, conocido como “El Rey Loco”, encargó bocetos de su castillo a escenógrafos teatrales, por lo que el resultado fue más estético que funcional. Quería construir un castillo más bello y acogedor que el de Hohenschwangau, ubicado un poco más abajo que el de Neuschwanstein, lugar donde había pasado su niñez y era su lugar de estancia preferido debido al romántico paisaje montañoso que lo rodea.

El rey Luis II comenzó la primera planificación y los preparativos para el castillo de Neuschwanstein en 1867/1868. La primera piedra se colocó el 5 de septiembre de 1869.

Aunque de aspecto medieval, contaba con muchas modernidades para su época, como calefacción central, electricidad, agua corriente y teléfono.

Neuschwanstein era un templo dedicado a la vida y obra del compositor Richard Wagner, por quien Luis II sentía una profunda admiración. El castillo cuenta con obras inspiradas en las óperas de Wagner.

Abierto al público desde 1886, sólo siete semanas después de la muerte del rey, recibe 1,4 millones de visitantes al año. En verano pueden pasar hasta 6.000 personas al día por una habitación que en su día fue diseñada para un solo huésped.

Que saber antes de ir

La mayoría de la gente toma el tren desde Múnich. Una vez que llegue a la estación, puede tomar un autobús o un taxi a Hohenschwangau, donde se encuentra la oficina de venta de entradas del castillo. Te dan un bloque de tiempo para tu recorrido, por lo que es posible que primero tengas que matar el tiempo en la pequeña ciudad en la base del castillo o en los alrededores como el puente de Marienbrücke. 

Este puente de 100 metros de altura, atraviesa el desfiladero de Pöllat, y se encuentra a 10 minutos caminando desde el castillo. Desde aquí se han tomado algunas de las mejores fotografías del Castillo de Neuschwanstein.

Marienbrücke

Despues de hacer tiempo para entrar al castillo, puedes caminar hasta la cima o pagar un paseo en carruaje tirado por caballos por la montaña. Si planeas hacer lo primero, se recomienda calzado cómodo.

Entradas al castillo de Neuschwanstein

Reserva anticipada de entradas online
Teléfono +49 (0) 83 62 – 9 30 83 – 0
info@ticket-center-hohenschwangau.de
Ticketcenter Neuschwanstein-Hohenschwangau Alpseestraße 12, 87645 Hohenschwangau
Teléfono +49 (0) 83 62 – 9 30 83 – 0 Fax +49 (0) 83 62 – 9 30 83 – 20
enlace externo www.ticket-center-hohenschwangau.de
Entrada general: 13 euros
Entrada reducida: 12 euros
Para niños y jóvenes hasta los 17 años inclusive la entrada es gratuita.

Neuschwanstein Castle Neuschwanstein Castle
Castillo de Neuschwanstein
Neuschwanstein at Sunset 2008-12-09 Wieskirche, Steingaden, Neuschwanstein 049 Schloss Neuschwanstein Neuschwanstein
Neuschwanstein
img_0672.jpg König Ludwig und Neuschwanstein - 05 Neuschwanstein /kitchen01 Schloss Neuschwanstein
Neuschwanstein

El Castillo de Neuschwanstein hará la delicia a todo aquel sea un amante de la arquitectura típica del siglo XIX. Una construcción del mas típico cuento de hadas que a servido de inspiración para muchas de las películas que podemos ver hoy en día. Importante, no olvides tu cámara de fotos.